Manual del perfecto makarra y psicopata (I de IX) : Elegancia

Bienvenido al manual del psicópata. Estás ante una doctrina o guía de conducta para todo buen psicópata o aspirante a degenerado; una pequeña ayuda de cara a convertirte en la persona non grata que siempre has deseado ser.

El contenido de esta colección de normas de comportamiento es de “mal gusto”. Se han incluido bajo este título debido a que su contenido religioso, sexual, violento o grosero puede herir la sensibilidad de algunas personas. Si tú eres una de esas personas, te puedo asegurar que esto no es lo que estás buscando, e incluso me atrevería a recomendarte que le echases un vistazo a clásicos del estilo de Caperucita roja.

Si, por el contrario, estás hasta la punta del rabo de esta jodida sociedad protocolaria, si te has aburrido de saludar al gilipollas de tu vecino fingiendo caerte bien, si ya lo has probado todo con todas las pibitas del planeta y lo máximo que has obtenido han sido palabritas de consolación por parte de alguna zorra en sus más álgidos momentos de embriaguez… en resumen… si ya te has dado cuenta de la cantidad de mierda de la que estás rodeado y quieres empezar a dejar de hacer el pardillo y convertirte
en un psicópata sin escrúpulos ni educación, esto es lo que andabas buscando. Puede que suene a estúpido anuncio de venta por televisión, pero lo que te puedo asegurar es que no es casualidad que Beavis y Butthead se meen encima al verme como señal de respeto.

Eso sí, no te empieces a sentir elitista sólo por saber que la gente que te rodea es escoria… tú eres un trozo de mierda tan grande como ellos. Precisamente el rollo está en ser una mierda más grande que los demás.

Este manual es el fruto de varias horas de aburrimiento de una mente degenerada; es la vuelta a la consciencia de un informático asocial tras tragarse estúpidos reality-shows o series de pasteleo televisivo; como una reflexión plasmada en forma de psicología inversa, enfocada de cara a convertirse en un código moral para más enfermos mentales. De todas formas, he de confesar en mi descargo que el contenido de este manual no está basado en experiencias propias, sino en la observación de experiencias ajenas, por lo que cualquier detalle desagradable que puedas encontrar en estos textos no tiene nada que ver conmigo. Así que chicas… si hay alguna afortunada que esté leyendo esta “guarrería”… ya sabéis: meteros la palanca de cambios del coche de vuestro novio por el coño a mi salud y brindad por la superioridad del sexo masculino.

Todo el mundo puede ser un cabrón si se lo propone, y, si tienes un mínimo de inclinación natural, llegarás a ser un perfecto hijo de puta con un poco de práctica. Pero, para llegar a ser un sucio pervertido bastardo necesitarás unos mínimos conocimientos teóricos.

Capítulo 1: Elegancia es…

Es conveniente tener una personalidad propia para que la gente te recuerde. Por ejemplo, sería una pena que un amigo tuyo te matase por error, confundiéndote con otro gilipollas; si te tienen que matar, que sea merecidamente. Aprende de los demás y mira qué cosas te gustan de ellos, pero no copies descaradamente. Elegancia, pues, es…

  • Que te expulsen de la obra por tu aspecto.
  • Saber qué plantas sustituyen mejor al papel higiénico.
  • Cortar el césped de tu casa y encontrar un coche en tu jardín.
  • Que el ejército de salvación decline tu colchón.
  • Que te echen del bingo por el lenguaje que usas.
  • Atraer pájaros con tu barba.
  • Atropellar un ciervo en temporada de caza intencionadamente.
  • Tener el número del taxidermista entre los teléfonos de emergencias.
  • No tener un calcetín que no viole alguna ley contra incendios.
  • Que la gente oiga tu coche un rato antes de que tú llegues.
  • Saber cuántas balas de paja caben en tu coche.
  • Que tu perra tenga cachorros en la sala de estar y nadie se entere.
  • Ser expulsado del KKK por camorrista.
  • Que todas tus palabras bisílabas tengan cuatro letras.
  • Ir a un urinario para borrar el nombre de tu hermana.
  • Esperar ansioso las reuniones de familia para conocer mujeres/hombres.
  • Que tu mujer/esposo tenga estómago de cerveza y lo encuentres atractivo.
  • No tener que pararte en los stops porque todo el mundo te da prioridad.
  • Que los autoestopistas no se suban a tu coche.
  • Tener cortinas en tu camión, pero no en tu casa.
  • Tener un árbol genealógico con menos ramas que generaciones.
  • No entender cómo las gasolineras pueden tener los servicios tan limpios.
  • Poder escupir sin abrir la boca.
  • Que tu madre planche con una escupidera encima de la tabla.

Hasta la próxima entrega…

 

4 Chorradas al viento en “Manual del perfecto makarra y psicopata (I de IX) : Elegancia”

  1. 11/12/2005 a las 12:44:09
    Puestos a decir tonterias, sherwood ha dicho que...

    Joer, es increible que después del tochón del principio haya un “Seguir leyendo”

    Es bueno :P

    Thumb up 0 Thumb down 0

  2. 11/12/2005 a las 13:51:24
    Puestos a decir tonterias, SedueRey ha dicho que...

    Si, tenia que haberlo resumido… en el resto de entregas no pasa eso jejeejej

    Thumb up 0 Thumb down 0

  3. 21/1/2011 a las 22:11:06
    Puestos a decir tonterias, Eli Ruiz Diaz ha dicho que...

    Brindas por la superioridad del género masculino??… mi cieliiito.. por que tanta misoginia?? Tu mami no te dio de mamar??

    PD: Se puede ser un/a perfecto/a hijo/a de puta/o.. sin necesidad de ser vulgar..

    Pero me gustaron tus excusas!!

    Thumb up 0 Thumb down 0

Seguro que puedes decir alguna chorrada

XHTML que puedes poner

a b strong quote blockquote br cite li ul img i em strike

Advertencia: Los comentarios se pasan por el filtro Akismet, si no llega a publicarse, háznoslo saber.