Manual del perfecto makarra y psicopata (VIII de IX) : Cumplidos

Bienvenido al manual del psicópata. Estás ante una doctrina o guía de conducta para todo buen psicópata o aspirante a degenerado; una pequeña ayuda de cara a convertirte en la persona non grata que siempre has deseado ser.

Capítulo 8: Cumplidos

Seamos realistas; la gente es odiosa y despreciable, pero a veces tienes que pedirles favores. Por ejemplo, si después de descuartizar al cartero porque nadie te ha mandado flores quieres conservar su sangre caliente, y el baboso se está muriendo ya, te hará falta un termo inmediatamente, y lo más rápido es pedírselo a tus vecinos.

Por supuesto, tus vecinos te conocen, y ni siquiera te abrirán la puerta. Ésa es la razón por la que debes engañarles. Aparte de mentirles en cuanto a la razón por la que lo necesitas (diles algo inocente, como que lo quieres para recoger el aceite caliente de tu coche y ahorrar gas al freír espárragos), tendrás que aparentar ser una persona sólo medio impresentable, y para ello deber s decirles algo agradable, como…

Si mi perro tuviese una cara como la de tu esposa, le afeitaría el culo y le enseñaría a caminar hacia atrás.

Hubiera podido ser tu padre, pero ese cabrón tenía cambio.

Perdona, pero no encuentro mi polla… ¿te importa si busco en la boca de tu madre?

Acabo de salvarle la vida a tu madre; al venir aquí he atropellado un asqueroso perro comemierdas.

Pues es una pena que no tengan que amputarte la pierna, porque te hubiese regalado una bicicleta.

Tu madre es tan gorda que cuando se sienta en mi cara no puedo oír la música.

Tu madre es tan gorda que se cae por los dos lados de la cama.

Tu madre es tan gorda que cuando entra en un aeropuerto, se abren todas las puertas automáticas.

Eres tan miserable, que serías capaz de ir a un McDonald’s a chupar dedos ajenos.

Hueles tan mal que cuando cagas, la mierda debe alegrarse de escapar.

¿Por qué no te cuelgas un filete del cuello, a ver si algún perro quiere jugar contigo?

Con esas gafas tan gordas, seguro que puedes ver a la gente saludando cuando miras un mapa.

Oye, ¿qué le ha pasado a tu otro diente?

Lo malo de ti no es que tengas dos patas de palo, sino que al cabo de veinte años te las sigues poniendo al revés.

Tu esposa es como un árbol de navidad: ha tenido las bolas de todo el mundo.

Tú naciste porque tu madre no creía en el aborto, pero ándate con cuidado, porque ahora cree en el infanticidio.

Cuando eras pequeño tu madre quería que alguien se encargase de ti, pero la Mafia pedía demasiado.

Tienes una cara que sólo le puede gustar a tu madre, y ella la odia.

Últimamente no te crecen los cuernos, ¿es que tu esposa se ha largado ya con el otro?

Es por culpa de gente como tú por lo que cierran las morgues por la noche.

Oye, rico… ¿por qué no le chupas el coño a una cerda hasta que sangre?

Cabrón impotente, eres más lento que el cemento, tardas días en empalmarte.

Tu madre es tan rácana que lo único que te dio por navidades fue la sífilis.

No mearía en tu boca ni aunque estuviese ardiendo.

Ojalá algún médico loco te cambie de sitio las glándulas salivales y la próstata. Cada vez que tuvieses hambre empezarías a tragarte tu semen, y cuando follases, babearías.

 

Seguro que puedes decir alguna chorrada

XHTML que puedes poner

a b strong quote blockquote br cite li ul img i em strike

Advertencia: Los comentarios se pasan por el filtro Akismet, si no llega a publicarse, háznoslo saber.