Las mujeres sonríen para descubrir cómo eres.

Ellas siempre han sido más manipuladoras, pero un nuevo estudio revela datos muy significativos. Karl Grammer, del Instituto Ludwig Boltzmann de Etología Urbana de Viena, realizo un estudio formando 45 parejas ocasionales con adolescentes y jóvenes de veintipocos años que no se conocían entre si. Engañándolos, dejaba a un chico con una chica a solas en una habitación y los grababa en vídeo durante 10 minutos. Según sus conclusiones, las mujeres coquetean con los hombres aun cuando no están interesadas sexualmente por ellos: siempre parecen coquetear al inicio del encuentro, pero después de unos minutos sus actos comienzan a reflejar sus verdaderos sentimientos hacia el sexo masculino.

Las mujeres usan un comportamiento subliminal para hacer hablar al hombre: cuanto mas mueve ella la cabeza, más palabras suelta el varón. De esta manera, el hombre revela sus tendencias. Puesto que los hombres engañan a las mujeres para conseguir sexo, las mujeres usan señales positivas -mover la cabeza, sonreír, sacudirse el pelo- para descubrir la verdadera personalidad de ellos [incitándoles a hablar].

De hecho, las mujeres solo parecieron desinteresadas cuando los hombres hablaban demasiado. Los hombres, por su parte, usan muchas menos señales no verbales.

Los varones suelen tener una estrategia innata que les dice que todas las mujeres está interesadas en ellos. Parece ser cierto que tienen grandes egos.

Jay Phelan, biólogo de la Universidad de California, cree que las hembras también pueden aparentar flirtear para tener buenas relaciones con un animal más fuerte: el macho.

Cada vez que interactuas donde existe una notable diferencia de tamaño corporal [con la otra parte], deseas tomar todas las medidas posibles para asegurarte de que esa persona no representa una amenaza para ti.

Fuente. Vía

 

Seguro que puedes decir alguna chorrada

XHTML que puedes poner

a b strong quote blockquote br cite li ul img i em strike

Advertencia: Los comentarios se pasan por el filtro Akismet, si no llega a publicarse, háznoslo saber.