Una de muchas incongruencias

Y es que parece ser que estamos en semana santa, pero no lo estamos. Parece complicado, pero no lo es. Una semana son 7 días, 168 horas, muchas partidas al L4D2; y sin embargo las procesiones y, según frikis cristianos, la semana santa empezaron el viernes pasada.

Aquí falla algo, pero creo que no es otra cosa sino una muestra de la paciencia cristiana y es que, si lo pensamos fríamente, en algún momento tuvieron que empezar las procesiones y seguramente hace mil años era “el día Santo“, entonces seguro que el santo padre en su santo sillón del Vaticano pensó:

-”un día como que da para poco, ¿y si hacemos dos?”

Y claro, con un poco de cara, unos monaguillos escoriados y fieles con ganas de alabar a una estatua de paseo hicieron lo que por entonces se llamo “el Santo finde” (o más o menos).

Tened en cuenta que ya nos llevan 3 días de más, pronto serán 4 y antes de que nos demos cuenta estaremos celebrando el mes santo o el año milagroso. Imaginaos el caos, nazarenos corriendo de un lado para el otro, capirotes con aire acondicionado para el verano, calles cortadas con sillas cruzadas de un lado para otro, viejas todo el día sentadas esperando al siguiente paso y críos gordos por tanto caramelo.

Hay que evitar eso a toda costa. Pero por ahora es demasiado tarde, así que, unos minutos musicales.

 

Seguro que puedes decir alguna chorrada

XHTML que puedes poner

a b strong quote blockquote br cite li ul img i em strike

Advertencia: Los comentarios se pasan por el filtro Akismet, si no llega a publicarse, háznoslo saber.