A ver si salimos del tercer mundo

Desde este blog nos encanta comprar fuera de España. Solemos comprar tanto a Inglaterra como a China desde cómics, videojuegos y material electrónico. De momento, lo que más nos ha gustado de todo no es ya los precios de los productos, sino que si pides algo en la otra punta del mundo, en como mucho una semana, por dos duros, que es lo importante, te lo ponen en casa.

Pedir un jueves un libro y que el lunes esté en tu casa viniendo desde Inglaterra pagando 1€ de gastos de envío extras es lo mejor que nos puede haber pasado.

Ahora parece que correos ha decidido hacer competencia a empresas como Seur o DHL, entre otras, y ha montado un servicio de paquetería urgente. Pero, como esto es España, sigue teniendo dos problemas: el primero, sigue siendo correos. Aunque lo hayan privatizado, sigue siendo la empresa famosa por hacer llegar tarde toda carta, paquete y, sobre todo, postales, que han pasado por sus manos.

La segunda, el precio. No han entendido nada. Y esto lastra a las empresas españolas. No puede ser que me salga más barato pedir algo a Francia, Alemania o Inglaterra que el pedirlo a España sólo por los gastos de envío.

Porque, haciendo la simulación, me acaba de salir que mandar un juego a mi primo en Madrid me sale por 15.25€. Sale más barato comprárselo en UK y que directamente se lo manden a su casa.

¿Qué es para mi un buen servicio de transporte urgente?
Una buena relación calidad/precio, algo que nos dan fuera de España, pero que no me va a dar correos, no.

No es normal. Seguimos estando en el  tercer mundo.

 

La red resiste

Esta entrada ha sido anarroseada de uno de nuestros primeros makarras, Putatriat: la red resiste, merece muchísimo la pena y, por desgracia, no tengo mucho tiempo de escribir hoy.

Hace exactamente dos años tuvimos conocimiento del anteproyecto de Ley Sinde. Gran parte de la ciudadanía señaló de inmediato su rechazo en las redes a través del #manifiesto por los derechos fundamentales en Internet. En estos 24 meses el debate social sobre esta iniciativa ha sido intenso y ha aglutinado a ciudadanos y organizaciones preocupados por la merma de derechos y libertades. Ahora, pocos días después de haber sido deslegitimado por las urnas, un gobierno moribundo pretende aprobar el reglamento que desarrolla esta ley en abierta connivencia con el gobierno entrante.

La Ley Sinde tendrá numerosos efectos indeseados: al introducir una fuerte inseguridad jurídica en la regulación de Internet, se dificulta gravemente la actividad de los emprendedores tecnológicos que el Partido Popular pretende que contribuyan a reactivar la economía. La redacción de la Ley Sinde señala claramente que se aplica a todos los servicios de la sociedad de la información; no deben confundirnos los mensajes que afirman que su única razón es la de cerrar webs de descargas. Nada es peor para el crecimiento de un mercado que la inseguridad de no saber si al día siguiente un negocio puede ser cerrado por la aplicación arbitraria de una norma en manos del gobierno de turno.

El panorama de la propiedad intelectual en nuestro país es atroz: la Embajada de los Estados Unidos ha impuesto la aprobación de la Ley Sinde, el canon digital a empresas y administraciones fue declarado ilegal por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea pero tras año y medio se sigue pagando, los antiguos dirigentes de la SGAE -siempre defendida por el Ministerio de Cultura- se hallan imputados en la Audiencia Nacional por el saqueo generalizado del dinero de los autores. Este panorama cuadra con el general: una corrupción política extendida y no censurada en las urnas, unida a la subordinación de la democracia a los intereses de unos pocos con nombres y apellidos a los que sin embargo se les llama “mercados”.

Sólo con inteligencia, diálogo y trabajo se pueden resolver los actuales retos de la propiedad intelectual y comenzar a construir una salida a la preocupante situación económica actual. Como el Tribunal Europeo de Justicia, entendemos que la tensión entre la propiedad intelectual y la libertad de empresa, el derecho a la privacidad y el derecho a recibir o emitir información ha de resolverse en favor de estos tres últimos derechos. Será la única manera de crear riqueza y de mantener las libertades que tanto ha costado conseguir.

Frente a la arbitrariedad, la defensa histórica de la ciudadanía ha consistido en asegurar la garantía de los derechos fundamentales sustrayéndolos de la política, esto es, de los poderes de la mayoría y del mercado: se trata de derechos inviolables, indisponibles e inalienables.

Los gobiernos van y vienen. La red resiste.

 

Te levantas por la mañana hundido

Esta mañana, me ha sonado el despertador, 6:55h de la mañana, para evitar los atascos. Me gusta madrugar. Te despiertas con estas 3 noticias, quién me llama mirar twitter recién levantado. Vendría a ser como con Ismael Serrano, “Me levanto temprano, moribundo. Perezoso resucito, bienvenido al mundo. Con noticias asesinas me tomo el desayuno.”

Me he vuelto a dormir.

Más viejo y más cansado vuelvo a mi asiento,
aburrido vigilo las caras de los viajeros,
compañeros en la rutina y en los bostezos.

¡A tomar por culo!

Y, bueno, para que no digan que esta web está perdiendo toda la gracia, mañana nos cierran con el post que hemos puesto, pero antes, un chistaco:

¡Mamá, pan!, y la mató.

 

Curso de montaje de equipos informáticos

Hoy me he enterado que gracias al Grado de Informática, la asignatura de montaje de equipos informáticos ha dejado de darse. Para todos aquellos que asistieron a esa asignatura aquí les dejo unas aclaraciones que quizás mejoren los conocimientos adquiridos en la misma:
(Frases literales escuchadas durante esas clases)

Mientras más blindado sea el cable de red mejor, da igual la red que montes.

  • Aclaración: si el router, modem, swich, etc esta a escasos metros de tu ordenador, puedes tener el mejor blindaje o dejar los cables sueltos y hacerles un nudo a los cojones del increible hulk, dara igual.
  • Aclaración 2: el blindaje del cable de red no detiene las balas, asi que no le des porculo a tu abuela con que te haga un jersey de ganchillo con dicho cable.

 

El cable SATA tiene esa forma como homenaje al cable ide.

  • Aclaración: tiene esa forma como homenaje a mis cojones que se van de viaje.
  • Aclaración 2: La forma plana y con un blindado semirígido permite el fácil montaje y que no se creen interferencias.
  • Aclaración 3: Si fuese redondo más de uno hubiese intentado conectarse un disco duro al culo.

 

Con la invención del USB3 y siendo este mucho má rapido que el pci y el pci-e las tarjetas de sonido/red/video ahora sólo se hacen para USB

  • Aclaración: no solo las tarjetas de sonido ahora se hacen para USB, tambien los salchichones, los balones de futbol y el calienta testiculos que tienes debajo de los huevos ahora.
  • Aclaración 2: La ploriferación de los equipos portatiles no ha tenido nada que ver en que ahora haya muchos mas elementos por USB, ha sido por la invención del USB3, eso ha cambiado el mundo, como la mortadela con olivas. Y si ves en alguna tienda alguna tarjeta de sonido/red/video pci o pci-e, seguramente estará desfasada o se tratara de un fosil.

 

Hasta hoy el cursillo y la resolución de dudas, otro día más.

 

Renovación del carnet, ciudadano de segunda.

Como pone en el titular, sigo siendo un ciudadano de segunda. Me he vuelto a dar cuenta de ello esta mañana, con premeditación, alevosía y madrugón mediante.

Creo que ya he dicho muchas veces por aquí que soy un tullido, minusválido o como sea ahora políticamente correcto llamarlo. No tengo problemas de movilidad, sólo he tenido que aprender a escribir con el teclado de una forma un tanto distinta, aunque seguro que escribo más rápido que tú, que lees esto. Además, en los últimos 32 años he estado igual, sólo he crecido, pero la minusvalía sigue como entonces.

Aun así, parece que, desde las esferas burocráticas, no valgo una mierda.

Os pongo en antecedentes. Este día 19, se me caducaba el carnet de conducir. 10 años conduciendo. Sólo una multa de aparcamiento, ni un punto perdido. Ni un accidente, por suerte. Y llegó el momento de la renovación. Me enteré que, desde el año pasado, ya no hacía falta ir a tráfico a hacer colas eternas sino que, con ir al reconocimiento médico y pagar, ya lo tenía todo hecho.

Bien, vosotros tendréis todo hecho. Yo no. Tras ir al reconocimiento médico, me dicen lo que me temía: Leches. Te toca ir a tráfico. ¿Por qué? Pues por lo de siempre, porque eres minusválido y quieren comprobar sus cosas.

Ya me temía el viajecito de esta mañana. Que me tocaba de nuevo visita al médico de tráfico. Otra vez a pelearme porque crea que no puedo hacer cosas que sí puedo, etc. Eso, de verdad, hasta me hubiese parecido razonable. Estúpido, pero razonable.

La realidad ha sido aun más chanante, por desgracia, digna de Amanece que no es poco, España profunda, por el lado de Murcia. La conversación con el funcionario de tráfico, si se le puede llamar a eso conversación, ha sido la siguiente, sin exagerar (el de las cursivas soy yo):

  • “Hola. Buenos días”
  • “Buenos días.” Tras esto, 5 minutos de silencio, un paseo a ver a su supervisora para preguntarle por la limitación 40.01, vuelta a la mesa y tecleado de todos los datos personales de un servidor. Yo miro al techo. Les leo los labios, sigo mirando al techo y la columna. Me entero de las bromas de los trabajadores, me habla: “este es el resguardo, si no le llega a su casa antes de esta fecha, pase a reclamar”. Eso sí, con una sonrisa, todo sea dicho. No me quejo de su actuación, ha sido correcto en el trato.
  • “Gracias. Hasta luego.”
  • Hasta luego

¿Para esto me han hecho darme un viaje a tráfico? ¿de verdad? no me han preguntado nada. Ni si mi minusvalía ha cambiado, ni si había tenido problemas para conducir, algo, que supusiese un motivo para desplazarme. Incluso, aunque no me hubiese gustado, el que me hubiesen hecho volver a pelearme con el médico, ya digo, algo por lo que tuviese realmente que ir hasta tráfico.

Pero esto no ha ocurrido. Únicamente me han hecho desplazarme porque sí, porque alguien ha decidido que todos los minusválidos, diga lo que diga el médico, y diga lo que diga el certificado de minusvalía que tenemos, debemos renovarnos el carnet pasando por las oficina de la DGT. Porque somos ciudadanos de segunda.

 
 
Tumblr

Nuestro tumblr Loading...